lunes, 23 de mayo de 2011

LA PERVERSIÓN DE UNA REFORMA CONSTITUCIONAL- 2a Parte.



(CONTINÚA DEL ANTERIOR POST)




Se anularían los blindajes en defensa de la vida humana

Como consecuencia inmediata de la reforma constitucional, que sometería el ordenamiento legal mexicano al sistema internacional de derechos humanos, es de temer que quede reducido a papel mojado el blindaje a favor del respeto a la vida humana desde la concepción que 18 estados mexicanos hicieron en 2009, reformando sus constituciones, para garantizar derecho a la vida de todo ser humano.


¿Quien aprovechó muy bien la reforma "trascendental"?
Ciertamente, las Organizaciones sicarias de la “Cultura de la muerte”( Católicas por el Derecho a Decidir, A.C.  Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. Centro Nacional de Comunicación Social, Colectivo de Organizaciones Michoacanas de Derechos Humanos, Espolea, A.C. GIRE , Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Ipas México, Derechos Humanos de la Universidad Veracruzana, entre otras, al servicio de la Oficina en México -en este caso- de la Alta Comisionada de las naciones unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), impulsaron esta reforma constitucional además con los diputados y senadores del PAN, PRD, PT y PRI.

Asimismo estas organizaciones esbirros de la “Cultura de la Muerte “ y los legisladores se recargaron en la “conferencia de Viena” el CEDAW y otros, que no tiene ningún carácter jurídico, sólo ideológico y si acaso político, por otra parte queda claro que la presión de la ONU para que los Países parte hagan lo que acaba de hacer el poder legislativo presionándolos directamente y a través de sus sicarios ideológicos, por cierto estas mismas organizaciones asentaron en carta a los congresos locales que desde principios de 2010, el OACNUDH urgió al estado mexicano a llevar a cabo la reforma que nos ocupa.

Senadores Beltrones (PRI)yCreel (PAN)
Definitivamente, para ser una reforma tan "trascendental" como dice el senador Creel, tiene demasiados intereses, parches, errores y ambigüedades. Y como bien dice el doctor Jorge Adame Goddard, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, esta reforma tiene una "grave deficiencia técnica" y "constituye un retroceso grave desde la perspectiva de un orden jurídico democrático".
A la sociedad civil en pleno, y a los países latinoamericanos hermanos les sugerimos que observen lo que pasará en los siguientes semanas o  meses, porque inicia la segunda parte de discusiones para hacer realidad en la práctica la reforma: creación de leyes secundarias, armonización de tratados internacionales con la legislación nacional, aplicación de políticas públicas y aprobación de presupuestos con enfoque de derechos humanos, y eso pasa en todos los países con estos cambios. Podemos dar una ojeadita por ejemplo a España, USA, o Alemania.
Ahora, el Congreso de la Unión deberá realizar una minuta para validar el voto de los 16 congresos locales y posteriormente enviarla al Presidente de la República, quien deberá publicarla en el Diario Oficial de la Federación. 

Les comento 1 ejemplo de lo que representa una constitución como la reformada en México, en la vida práctica:
El 3 de marzo pasado, el Consejo Nacional para prevenir la Discriminación (CONAPRED), libró un oficio contra Anita Bermúdez Ochoa, columnista de La Crónica de Mexicali (Baja California), ordenándole a ella y a los demás columnistas del diario asistir a un curso se “sensibilización contra la homofobia”.
Bermúdez Ochoa, el 21 de febrero, publicó una columna en la que advertía sobre la gravedad de incluir el derecho a las “preferencias sexuales” en la reforma de la Constitución mexicana. El mismo día fue acusada por un particular ante el CONAPRED de promover “la discriminación y el odio contra personas con preferencia sexual diversa a la heterosexual”.
El CONAPRED consideró que Bermúdez Ochoa afectó los “derechos” del denunciante “y de las persona que integran la Comunidad LGBTTTI” (cada vez son más largas las siglas que identifican a los grupos de activistas).
Reinterpretación de los tratados de derechos humanos

Ricardo Bucio pres. de CONAPRED
Las descabelladas conclusiones del CONAPRED son fruto de la reinterpretación de los tratados de derechos humanos, puesta en marcha por la ONU y los otros centros de poder del nuevo orden mundial. Estos organismos han trastocado el significado de las palabras e imponen tiránicamente esa tergiversación.
Así, todo aquel que no acepte el estilo de vida homosexual, ni lo desee para sus hijos, incita a la violencia y promueve el maltrato de aquellos que tienen una orientación sexual diferente a la heterosexual. ¿Es violencia oponerse a que se inculque a los propios hijos que el estilo de vida homosexual es aceptable? Y si esto se considera violencia, ¿por qué no considerar de la misma manera la negación del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones éticas?
Lo que los tratados no dicen
El CONAPRED afirma que su dictamen se basa la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención Americana sobre Derechos Humanos Pacto de San José de Costa Rica y su Protocolo adicional, llamado Protocolo de San Salvador. Sin embargo, en ninguno de estos instrumentos internacionales se encuentran referencias a los supuestos derechos de quienes tienen una orientación sexual diferente a la heterosexual. Ni siquiera la Resolución de la OEA Derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, (AG/RES 2504, XXXIX-O-09), también citada, habla de nuevos derechos basados en la identidad de género.
Un documento sin valor jurídico

Ricardo Bucio Presidente CONAPRED
A la vez, es muy alarmante que el CONAPRED, para justificar su dictamen, acuda a los llamados Principios de Yogyakarta, poniéndolos en pie de igualdad con los otros instrumentos internacionales. Los Principios son la reinterpretación de los derechos humanos en clave homosexual; son fruto de un conciliábulo de funcionarios internacionales activistas del homosexualismo político; no tienen ningún valor jurídico; no han sido aceptados por la comunidad internacional.En este ejemplo, estamos viendo algo de lo mucho que acarreará la citada Reforma a los “Derechos Humanos trascendentes” mencionada en esta serie de artículos sobre el tema.
¿Qué debemos hacer?
Así que, de parte de la sociedad civil, a la que el Senador  Santiago Creel, El Senador Joaquín Coldwell, Senador Fabio Beltrones, El Senador Pablo Gómez, Senador Carlos Navarrete, Senador José González,   y sus demás colegas se negaron a escuchar, a pesar de haber recibido alrededor de dos millones de mails en un periodo de 15 días y para las legislaturas estatales que por acuerdo con sus pares federales, no quisieron tampoco rechazar la esta reforma y decidieron no escucharon la voz de quienes los eligieron también por intereses personales y partidistas, les decimos que obligan a gran parte de la sociedad a tomar medidas.
Ya se acerca 2012, habrá cambio de Presidente, Cámara de Diputados y Cámara de Senadores, y en nuestras manos estará la decisión de elegir a quienes puedan aterrizar en leyes concretas estas reformas constitucionales para que sean promotoras de los principios y no destructoras de nuestra sociedad, nuestros hijos y nuestros valores (y no está tan lejos 2015).

Añadir leyenda
Por ello te invitamos a que cuando comiences a oír nombres, prospectos, candidatos, te fijes que no sea ninguno de los que ocuparon una curul federal o de los 16 primeros estados que enlisto líneas arriba, y a los demás, la primera pregunta que les hagas sea: ¿cuál es tu posición con respecto a la vida y la familia?, ello te puede llevar a tomar la mejor o la peor decisión, en tus manos está el futuro de México… participa, que estos políticos que ensoberbecidos por el poder que detentan, y despreciaron a sus electores, muchos de ellos no puedan hacerlo más.


Fuentes: Noticias globales, ¡Yo influyo! Aci Prensa, C-FAM, Vida humana Internacional, Catholic net, RED PROVIDA, Mexicanos por la Vida de Todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada