lunes, 16 de agosto de 2010

La SEXUALIDAD HUMANA EN EL MUNDO ACTUAL –III-




BANALIZACIÓN DE LA SEXUALIDAD

Viene del artículo anterior…

Banalización de los Mass media.-

La banalización Mediática la vemos diariamente por ejemplo en la dicotomía que parece haberse planteado con total firmeza: Por una parte valores y creencias, y mensajes mordazmente sexuales, provenientes a torrentes de los medios de comunicación, por el otro. En casi todos los hogares hay un aparato radiofónico, un aparato de TV y una computadora que mediante sus megáfonos y pantallas ‘ilumina’ los ojos y la mente de las personas y, tal vez, las induzca a tomar sus decisiones a diario. Si aceptamos que la TV ‘enseña’, podemos preguntamos ¿qué les está enseñando a mis hijos? Infortunadamente los valores y convicciones que ayudan a regular los impulsos sexuales, han sido bombardeados fuertemente por los medios publicitarios y de comunicación, haciendo cambiar a la juventud sus criterios, aun en detrimento de la formación recibida. Desde las series de televisión, las telenovelas, las películas, los programas cómicos, las novedades comerciales que indiscriminadamente y sin respeto por horarios de protección al menor, con el uso y promoción de la mujer como objeto sexual, el Internet, la prensa escrita, los programas radiofónicos etc. Se explota la sexualidad sin ningún reparo, es más, lo anterior asociada a la burla, la grosería, la falta de respeto, y la violencia extrema, a diario están insinuando el libertinaje sexual y tanto va el cántaro al agua...hasta que al final se rompe.
Este bombardeo ha tenido eco en buena parte de la juventud, porque los mercantes del sexo han sabido explotar a este grupo etario, y esto se descubre a través de la creciente paternidad en parejas de adolescentes, el crecimiento exponencial de las madres solteras, abandono de la casa paterna, el alcoholismo y la drogadicción que exaltan el morbo y las pasiones.
Actos contrarios a las sanas costumbres, y al plan lógico para formar un matrimonio, además que, los padres y orientadores se ven cada día más desconocidos y menos respetados en su tarea formativa incluso por el estado.

Los medios pueden ser un amigo notable y entretenido, de hecho, no todo en ellos es malo. Hay buenos documentales y programas para la familia que suelen tocar temas delicados como los valores y las virtudes, el embarazo en los adolescentes, la solidaridad, las relaciones humanas en general etc.


Pero es indudable, que en su aplastante mayoría, transmiten mensajes que promueven la violencia, una sexualidad explícita carente de valores como el amor y el respeto por las personas. Así, enseña que la sexualidad es algo de lo que podemos burlarnos y tomar a la ligera y poquísimas veces se ven situaciones de compromiso responsable que permitan asociar a la sexualidad como una parte integral de la personalidad que comporta valores trascendentes.

Una vez más, debemos insistir: la responsabilidad educadora de los padres es fundamental, ya que deben saber certeramente lo que ven sus hijos, en los medios de comunicación, cuánto tiempo y cómo les repercute en su psiquis y en su corazón y ser los primeros en rechazar y protestar por esta desdichada programación, porque desgraciadamente en muchas familias se tolera e inclusive se acepta este reprobable uso de los Mass media.

Continúa en un posterior articúlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario