domingo, 19 de diciembre de 2010

S.O.S. Dejadnos ser Madres

El Verdadero Feminismo

JORGE ENRIQUE MÚJICA
ARCOL.org


El hombre y la mujer no son, no eran, ni serán nunca iguales (que no significa que no tengan igualdad de derechos y responsabilidades). La impronta física del nacimiento, reflejo externo de lo más hondo que existe en cada hombre y mujer, su alma, nos lo hace evidente; el ser humano es un ser sexuado sólo en dos modos posibles, hombre o mujer.El afán por sembrar la confusión ha llegado hasta la negación del primer valor, del más excelso don de la feminidad, de su ser mujer: la maternidad.


Hoy en día las políticas familiares de muchos países la han desprotegido; buena parte de la opinión pública joven femenina la ha venido minusvalorando y tomando como muro de contención que imposibilita el ulterior desarrollo profesional. No se promueve en foros mundiales, vende poco en televisión, el cine la ha olvidado como argumento central, no se anuncia en centros comerciales ni es portada de diarios y revistas… Se ha tomado como un anti-valor, como una decisión poco moderna, como una condena.


Reivindicando la Maternidad en el Mundo

Y sin embargo, poco a poco, parece encenderse otra vez la luz de la esperanza que no hace sino recordar que la mujer también tiene el derecho, el más noble, a que no se desvirtúe ni se “ideologice” la maternidad. Son pequeñas sacudidas “sísmicas” de voces femeninas con resonancia pública que quieren reivindicar el orgullo de serlo.

Ahí está la octogenaria Ivonne Knibiehler, historiadora francesa y conocida figura del feminismo, quien en entrevista al diario Le Monde declaró que “La maternidad seguirá siendo una cuestión  capital de la identidad femenina”. “El feminismo debe en primer lugar repensar la maternidad; todo lo demás será por añadidura”, ha precisado.

O ahí está también la ex periodista premio Pulitzer y ahora escritora asistente para la universidad de Stanford, Catherine Ellison, quien aventurada en la barca de la maternidad ha escrito “La inteligencia maternal”, un libro donde asegura que la maternidad hace a la mujer más capaz.

Otra mujer, Elise Claeson, periodista sueca de unos de los principales periódicos nórdicos, el Svenska Dagbladet, ha alzado la voz en una de sus columnas al escribir: “Oídnos, queremos ser madres”. Eva Herman, durante 18 años reconocida presentadora del informativo más visto en la televisión alemana, ha salido de lo políticamente correcto al escribir para la revista Cicero que abandonar el hogar no es un imperativo categórico. A la par que en Alemania salía su libro “El principio de Eva”, en Suiza aparecía “Ama de casa, el mejor trabajo del mundo”, de Marianne Siegenthaler, con buena acogida por parte de las “managers domésticas”.

Perspectivas de mujeres como las mencionadas reivindican el papel de la maternidad en la sociedad; hacen recordar que el verdadero feminismo aboga por una revalorización de la dignidad, del papel y de la vocación de la mujer. Es cierto que la maternidad es también una vocación que implica deberes, pero son esos deberes precisamente los que la hacen más noble, más loable, más ella. Y es que sólo una mujer puede ser madre. Sólo ella es capaz de dar lo que únicamente dan las “mamás”: su maternidad.

La mujer tiene el derecho a no ser influenciada por quienes hacen ver el tesoro de la maternidad como una carga, una condena, una actitud poco moderna. Tal vez aquellos que así piensan o que a esto encaminan, jamás han sentido el beso único y maravilloso de un hijo que es capaz de pronunciar por vez primera y con la ternura propia de los niños, la palabra “mamá”.




Nuestro agradecimiento de manera especial para ARCOL.org por el artículo de Jorge Enrique Mújica, pero también a Catholic.net, Church forum, Aciprensa, Arbil por sus valiosas aportaciones para los enlaces. 

jueves, 9 de diciembre de 2010

CRISTIANOS CATÓLICOS TIBIOS

LA TIBIEZA EN NUESTRA VIDA
Profanación de Iglesia


Sentimos molestia, furia, ante tantos embates a Cristo, a la Iglesia, al Papa, a los cristianos católicos. Vemos con tribulación profunda cómo se producen, aquí y allá, profanaciones de iglesias, ataques al Sacramento de la Eucaristía, robos y vandalismo de imágenes de la Virgen.


Diariamente vemos, la maquinación de enemigos furibundos que muestran su odio hacia la fe católica en la televisión, el cine, la política, la prensa, la literatura, Facebook, Twitter y demás redes sociales. Pero es más frecuente de lo que pensamos la actividad de un enemigo intrínseco, que a partir del interior de cada persona, desde el corazón, destruye, poco a poco, las virtudes, los valores, en fin toda moral en la sociedad cristiana católica.
Zapatero, irrespetuoso con escultura del Santo Patrono de España







Muchas veces el peor daño que hacemos a todo lo más sagrado en nuestras vidas, nace precisamente de la apatía, de la tibieza, de la incoherencia, de la pusilanimidad, de lo mundano en que viven  muchos creyentes católicos.










Somos tibios cuando en la familia los padres no van a misa. Seguramente llevarán a los niños al catecismo, prepararán la fiesta de la primera comunión. Pero luego, ¿qué ejemplo dejan a los hijos sobre la importancia de la eucaristía? ¿Qué hacen para que cada domingo los pequeños puedan ir a la eucaristía precisamente con sus padres, quienes se supone desean lo mejor para los hijos?
LA TIBIEZA DEL CORAZÓN


La tibieza está en nuestro interior, cuando la televisión es vista por todos y en todo momento, sin una sana disciplina, sin una vigilancia atenta, sin una presencia responsable de papá o mamá para evitar y explicar el porqué no, a cualquier programa que denigre al hombre o a la mujer, o que fomente la violencia, el odio, la soberbia, la pornografía, el adulterio, las relaciones sexuales fuera del matrimonio, la pereza, la vanidad etc. etc.

Somos tibios cuando lo que más importa es la manera de tener y ganar dinero lo más posible, de divertirse el fin de semana, de buscar el último grito de la técnica, mientras todo son quejas cuando vivimos las dificultades de la vida, o el sufrimiento inesperado. Entonces sí olvidamos la invitación de Cristo a desapegarnos de las riquezas y lo material, a confiar en la Providencia de un Padre que nos ama, a compartir nuestros bienes con los pobres, a vivir con los ojos en el cielo.


El enemigo tibieza está dentro del matrimonio cuando la castidad ha dejado de ser un valor, y se convierte en una opción “retrograda”. También cuando los esposos no respetan la doctrina católica que prohíbe el uso de contraceptivos, cuando no hay confianza a la hora de abrirse al don de un nuevo hijo que nace desde el amor conyugal abierto al amor divino; cuando en la familia se llega a recomendar a los hijos que usen el preservativo o los contraceptivos en vez de pedirles con una firmeza sustentada en la congruencia y llena de cariño que cuiden el tesoro de la pureza del corazón y del cuerpo, sin la cual es imposible ver a Dios.


NUESTRA TIBIEZA HACIA EL EXTERIOR


La tibieza está dentro cuando pisoteamos una y mil veces la fama de nuestros hermanos; cuando criticamos al familiar, al vecino o al compañero de trabajo; cuando no sabemos tender la mano para atender a quien nos ha ofendido; cuando no somos capaces de pedir perdón por tantas veces en las que herimos al otro con nuestra lengua asesina; cuando no somos capaces de dejar el propio programa personal para visitar a un familiar enfermo o para consolar a quien necesita una palabra de aliento; cuando no protestamos contra las autoridades de gobierno que toman decisiones que van contra nuestros hijos como la supuesta “educación sexual” que se reduce a “regalarles condones”; cuando no exigimos a nuestro diputado o senador que legisle de acuerdo a los intereses del pueblo y no según intereses personales o de partido.
Somos tibios cuando hemos olvidado el consejo de Cristo: “Velad y orad, para que no caigáis en tentación” (Mt 26,41); cuando tenemos más confianza en una revista “light” donde se aconseja un poco de todo, que en el Evangelio; cuando a alguien se le hace hace fácil acosar a esa compañera o compañero del trabajo o la escuela, ofendiendo su dignidad; cuando alguno seduce a esa adolescente o jovencita a la que deja embarazada y luego la abandona cobardemente con el hijo que engendró o lo que es peor provocando con el abandono un aborto criminal de ese hijo despreciado; cuando aquel confía en el narcomenudista que le ofrece las drogas como el remedio a sus males; cuando no nos afianzamos a Dios a la hora de afrontar un momento difícil; cuando no tenemos humildad para reconocer nuestras faltas y no sabemos acudir a la misericordia divina en el Sacramento de la confesión.


El enemigo tibieza está dentro cuando nos hemos acomodado al mundo presente y ya no somos capaces de practicar la abnegación cristiana (cf. Rm 12,1-2); cuando no vivimos la humildad, sino que buscamos el aplauso de los hombres y el engreimiento de la propia satisfacción egoísta; cuando no controlamos la avaricia y ponemos nuestra confianza en la  salud o en las riquezas; cuando no sabemos decir un “no” firme y claro a una propuesta deshonesta, de una persona, un grupo, o un gobierno por ese maldito respeto humano que destruye tantas conciencias, tantos bebés como en el D.F. de México, el matrimonio y la familia como lo ha hecho el PRD de Marcelo Ebrard en la Ciudad de México, tanto Engaño a los que confían en el cómo AMLO en la República Mexicana, Chávez en Venezuela, Zapatero en España o Evo en Bolivia; cuando no estamos dispuestos a perder la vida con tal de seguir unidos al único que nos puede dar la Vida verdadera: Jesucristo.


Nos deben doler mucho todos estos ataques de fuera. Incluso hemos de saber responder, en la medida de las propias posibilidades, a quienes desean borrar el nombre de Cristo en nuestras sociedades. Pero sobre todo hemos de reaccionar ante ese enemigo interno: LA TIBIEZA, que nos carcome, que nos ahoga, que mata la vida de Dios en nuestras almas.
No podemos dejar que ese enemigo interior nos robe el tesoro más grande, más importante, más profundo que hemos recibido: la acción salvadora de Cristo. Que cada momento nos ofrece su perdón, su amistad, su paz, y nos conduce, poco a poco, al encuentro con un Padre que nos ama eternamente.


Amor sin remordimiento-1
Cargado por Unamujerunavoz. - Vídeos de amigos y familia de todo el mundo.

Amor sin remordimiento-2
Cargado por Unamujerunavoz. - Vídeos de amigos y familia de todo el mundo.

Amor sin remordimiento-3
Cargado por Unamujerunavoz. - Explora más videos de la vida en familia.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La Secretaría de Educación Pública, el Instituto Mexicano del Seguro Social, y el Condón-IV

Continúa del precedente artículo, parte final…

En el Continente Americano también hay campañas exitosas.-

Bob Geldof


Bob Geldof -cantante, activista y creador de los conciertos de ayuda Live Aid- dijo hoy que la política de abstinencia sexual es "altamente efectiva" en la lucha contra el SIDA. Geldof hizo estas declaraciones en Manchester, durante una conferencia del Partido Laborista a la que fue invitado. Allí elogió un programa lanzado por el gobierno estadounidense de G. Bush en 2003, titulado Plan Presidencial de Emergencia para Aliviar el Sida (Pepar, por sus siglas en inglés), que comprende un total de 15.000 millones de dólares, de los cuales un tercio tenían como destino organizaciones religiosas que proclaman la abstinencia como la forma más importante de prevención.

"El Pepar funciona, es un mecanismo muy efectivo de combatir el sida", indicó Geldof. "Es incómodo para la gente que yo diga estas verdades no dichas, pero mucho de eso está funcionando", insistió. Los críticos de Geldof –cómo no- lo acusan de fundamentalista, y de poner en riesgo vidas humanas por poner el énfasis en ese tipo de métodos y no en el uso del preservativo.

"EL VERDADERO AMOR ESPERA"
El Gobierno de los Estados Unidos antes de Barack Obama promovió la abstinencia sexual entre los jóvenes. Amplió hasta los 29 años de edad los programas de enseñanza sobre abstinencia sexual para adolescentes, con la esperanza de evitar embarazos inesperados  e infecciones de transmisión sexual.  El mensaje era sencillo: "Ningún otro método es mejor profilaxis que la abstinencia sexual". Por otra parte la Iglesia Católica en Chicago USA y en varios estados de México ha tenido mucho éxito con un programa llamado EL VERDADERO AMOR ESPERA por el cual los jóvenes por convicción, libremente deciden esperar hasta el matrimonio para amar a su cónyuge de por vida.

Jóvenes con plan de vida

En México algunas OSC’s, entre ellas INTEGRA, Instituto de Formación Humana A.C. de Guadalajara Jalisco se han dado a la Tarea de tener, por lo menos diplomados para capacitar a Formadores en los Valores de la sexualidad Humana, como los Catedráticos, maestros, Padres y Madres de familia, Coordinadores y Membresía de otras OSC’s que se dedican a estos menesteres, para que se preparen y atiendan  sobre todo a los adolescentes, jóvenes, futuros Padres y Madres de familia que están siendo vilipendiados y confundidos por  grupúsculos de feministas radicales, de activistas homosexuales, de organizaciones abortistas como la IPPF, IPAS, population council, o los mismos funcionarios del Gobierno Mexicano como es el caso del Secretario de la Educación Pública Alonso Lujambio, El secretario de salud José A. Córdova o el Director del IMSS Daniel Karam T.

Políticas del ABC


Se ha abierto paso en varios países del mundo estrategias de prevención mixtas. En los esfuerzos por buscar un terreno común de acuerdo para la prevención de la transmisión sexual del SIDA destaca el importante consenso que publicó la revista “Lancet” en noviembre de 2004 (Halperin DT, Steiner MJ, Cassell MM, et al. "The time has come for common ground on preventing sexual transmission of HIV". Lancet 2004;364:1913-15.). Este consenso fue firmado por más de 140 autores, incluidos diversos profesores de universidad y autoridades que trabajan contra el SIDA en los países más afectados. Había firmantes de todas las ideologías, pero la evidencia científica disponible les ayudó a llegar a un acuerdo común. Resolvieron promover la estrategia “ABC”: A de Abstinencia, B de Be faithful (fidelidad) y C de Condón, por este orden. Reservaban el condón para personas como las prostitutas o prostitutos, los adictos al sexo y otros que se hacen refractarios a los mensajes verdaderamente protectores.

No debemos aceptar la mentira cruel del condón

En este punto tocamos lo que Benedicto XVI, observa; que entre los mayores expertos mundiales de la lucha contra el SIDA, se comparte cada vez más la eficacia de uncampaña centrada en la continencia sexual y en la fidelidad conyugal, respecto a la distribución indiscriminada del preservativo. "Concentrarse sólo en el profiláctico – comenta el Papa – significa banalizar la sexualidad, y esta banalización representa precisamente la peligrosa razón por las que tantas y tantas personas no ven ya en la sexualidad la expresión de su amor, sino solamente una especie de droga que se suministran por sí mismos".

En este punto tomando las respuestas al libro que acaba de salir a las librerías: “Luz del Mundo”, Benedicto XVI dice que en varios casos su uso es esperable, por razones diferentes a las de la anticoncepción. Y pone el ejemplo de "un prostituto" que utiliza el profiláctico para evitar el contagio, pero que puede ser “prostituto, prostituta, o transexual”; el ejemplo de una acción, en la que el pecador tiene un arrebato de responsabilidad, que el Papa juzga como "un primer paso hacia un modo distinto, más humano, de vivir la sexualidad"

“A decir verdad, -dice- Massimo Introvigne, cualquiera que tenga una relación sexual con una persona del mismo sexo– comete lo que es un acto inmoral, que desde el punto de vista católico es un pecado mortal. Pero, si siendo consciente de tener SIDA, infecta a su cliente sabiendo que lo hace, además de pecado mortal contra el sexto mandamiento comente uno contra el quinto, porque se trata de homicidio, al menos intento de él. Cometer un pecado mortal o dos no es lo mismo, e incluso en los pecados mortales hay una gradación. La inmoralidad es un pecado grave, pero la inmoralidad unida al homicidio lo es más".

Srio. Alonso Lujambio; Dir. David Karam
Pero no cabe mayor error señores Secretario Alonso Lujambio Y Director David Karam T., que el de tratar a toda la población juvenil como si fuesen promiscuos irreparables. Y en busca de verse muy “progres” o lo que sería peor, que alguien que esté haciendo negocio$$$ les convenciera de las “bondades” del condón, para aumentar notablemente el consumo.

Por lo mencionado en  ésta serie de artículos, Srio. Alonso Lujambio, Dir. David Karam T. los invito a enmendar la decisión motivo de esta impugnación para que en vista de su interés sobre la salud de nuestros bachilleres,  contemplen verdaderas campañas con posibilidades sustentadas de éxito para tales esfuerzos, pues ellas existen y con mucha consecución, algunas de las cuales han sido mencionadas párrafos arriba.

Por otra parte exhortamos a los padres de familia a las OSC’s que están a favor de la familia y Maestros de bachillerato, para que escriban al C. presidente de la República Felipe Calderón Hinojoza, rechazando esta desagradable campaña, en caso de no haber respuesta a lo solicitado en esta serie de artículos, al Secretario de Educación Pública y al Director del IMSS en un plazo razonable, ambos pertenecientes al gabinete del poder ejecutivo del Gobierno Federal Mexicano.


Gracias mil a ACI prensa.org, Actualidad y Análisis, Catholic Net, Church Forum.org, HAZTE OIR.com, Vida Humana Internacional, YOinfluyo.com, por sus valiosas investigaciones e información.