miércoles, 23 de junio de 2010

Católicas por el derecho a decidir


CAMPAÑA DE MENTIRAS- 2

- Continúa del artículo anterior

La segunda distinción es entre un acto condenable por ser grave en sí mismo -como lo es todo aborto directo- y, además de ello, objeto de excomunión. Entre las condiciones que tienen que estar presentes para que se dé la excomunión, están no solamente el pleno conocimiento y la plena intención (como se acaba de explicar en cuanto al pecado mortal), sino también que la persona sepa que dicho acto, por ser sumamente grave, es objeto de ex comunión. Pero, de nuevo, el acto en sí mismo sigue siendo grave y por tanto condenable, y eso es lo que, de nuevo, siempre ha enseñado, enseña y enseñará la Iglesia Católica.

Por lo tanto, cuando la CDD por medio de su campaña de mentiras, dice estas cosas sin realizar las distinciones pertinentes, tenemos que preguntarnos si aquí hay una ignorancia fundamental por parte de unas personas que se presentan como verdaderos ‘lobos con piel de oveja’ o, peor, aún, realizando alevosamente un total engaño para promover el crimen abominable del aborto, como le llama el Concilio Vaticano II. No sabemos cuál de los dos sea el caso.

Pero lo que sí podemos afirmar es que en ambos casos hay una falla fundamental en el mentiroso “catolicismo” de esta campaña de engaños, estas personas que se llaman ensimismas “católicas”. Tal parece que no han leído ninguno de los documentos de la Iglesia que tienen que ver ni con la moral católica en general ni con el aborto en particular. En ese caso, ¿cómo pueden con sus artimañas, aconsejar cosas que van en contra de la doctrina de la Iglesia?

Este último punto nos lleva precisamente al último asunto que queremos abordar aquí. En su disparatada declaración para lanzar la campaña abortista de la CDD, María Consuelo Mejía, líder de esta malévola organización en México, dijo, entre otras cosas, que existe una distancia cada vez mayor entre lo que dicen la “jerarquía conservadora” de la Iglesia Católica y la “feligresía” sobre el aborto, según una encuesta nacional realizada recientemente, que por supuesto está totalmente amañada.

En primer lugar, la Iglesia Católica no enseña la verdad moral basada en encuestas, sino en la Palabra de Dios, que es Jesucristo, y de cuya Palabra es fiel depositaria, transmisora e intérprete. En segundo lugar, la “jerarquía conservadora”, a la cual se refiere manipuladoramente la Sra. Mejía, consiste en los señores Obispos, quienes son los Sucesores de los Apóstoles de Jesús. Los obispos en comunión con el Papa, sucesor de San Pedro, constituyen el Magisterio de la Iglesia Católica, que es el único que tiene la interpretación auténtica de la Palabra de Dios, haya sido ésta transmitida por la Biblia o por la Sagrada Tradición. La falta de respeto de la Sra. Mejía hacia el Magisterio de la Iglesia Católica es tan inaceptable como la tergiversación que hace de sus enseñanzas, las cuales todo fiel católico tiene la grave responsabilidad de seguir.

Hay muchos más disparates en el discurso de la Sra. Mejía, que no terminaríamos de abordar. Sin embargo si le recordaríamos a éste grupúsculo, que la libertad para decidir con responsabilidad que hacer con su cuerpo, termina el momento previo al embarazo, después albergará un bebé que ya no es parte de su cuerpo y esto nos lo confirman varias ciencias alrededor de la genética. Es más fácil decir falsedades y medias verdades que confunden, utilizando para ello una sarta de frases demagógicas, que dedicarse a decir la verdad con todos sus necesarios matices.

NOTA: Agradecemos sinceramente los valiosísimos datos e investigaciones que nos aportaron Magaly Llaguno Directora Ejecutiva de VHI y Adolfo Castañeda Director de Programas Educativos de Vida Humana Internacional.


domingo, 13 de junio de 2010

'Católicas por el derecho a decidir´




‘CAMPAÑA DE MENTIRAS- 1’

El grupo pseudo católico “Católicas por el Derecho a Decidir” (CDD) de México ha lanzado una campaña repleta de falsedades y tergiversaciones, la cual desvirtúa la auténtica doctrina de la Iglesia contra el aborto y a favor de la vida, causando confusión en el pueblo católico. Tal campaña se declaró en los 9 estados de la República Mexicana, en los cuales se ha blindado la vida contra el aborto por medio de reformas para la constitución de esas entidades federativas. La campaña de las CDD inició en Jalisco porque ahí se iniciaron estás reformas y porque es donde se ha tenido que alzar la mano para ir contra iniciativas que conforman una verdadera conspiración contra la vida y la familia.

La campaña comienza apuntando la falsedad de que “la Iglesia no condena el aborto en muchos casos”, contradiciendo directamente la doctrina del Magisterio de la Iglesia sobre este punto. Esa doctrina, que es tan antigua y tan verdadera como la Iglesia misma, fue ratificada por el Papa Juan Pablo II en 1995 en su maravillosa Encíclica El Evangelio de la Vida: “Ante semejante unanimidad en la tradición doctrinal y disciplinar de la Iglesia, el Papa Pablo VI pudo declarar que esta enseñanza no había cambiado y que era inmutable. Por tanto, con la autoridad que Cristo confirió a Pedro y a sus Sucesores, en comunión con todos los Obispos que en varias ocasiones han condenado el aborto y que en la consulta citada anteriormente, aunque dispersos por el mundo, han concordado unánimemente sobre esta doctrina, declaro que el aborto directo, es decir, querido como fin o como medio, es siempre un desorden moral grave, en cuanto eliminación deliberada de un ser humano inocente. Esta doctrina se fundamenta en la ley natural y en la Palabra de Dios escrita; es transmitida por la Tradición de la Iglesia y enseñada por el Magisterio ordinario y universal. Ninguna circunstancia, ninguna finalidad, ninguna ley del mundo podrá jamás hacer lícito un acto que es intrínsecamente ilícito, por ser contrario a la Ley de Dios, escrita en el corazón de cada hombre, reconocible por la misma razón, y proclamada por la Iglesia”.

En abierta contradicción y desobediencia respecto de esta doctrina, el portal en la Internet donde la CDD lanza su campaña homicida tiene un enlace donde lleva al visitante a la lista de casos en los cuales presuntamente la Iglesia “no condena” el aborto. Lo primero que salta a la vista cuando uno visita esa otra sección es la foto de una joven en postura de oración. No hay duda de la habilidad para manipular la opinión pública a base de imágenes que tiene la CDD, intentando hacer lucir como algo “bueno” lo que es intrínsecamente perverso: la matanza de un ser humano inocente por medio del aborto.

Lo segundo que llama la atención es el título de esa sección que dice: “En muchos casos de aborto, la Iglesia no te puede excomulgar”. Aquí se trata no de una manipulación de la imagen, sino del lenguaje. En la sección anterior a ésta, la CDD había dicho: “La Iglesia no condena el aborto en muchos casos”; ahora dice: “No te puede excomulgar”. Aquí hay dos distinciones que es de capital importancia aclarar, porque está en juego la vida de incontables criaturas por nacer, así como la salud espiritual y psicológica (y en muchos casos física también) de sus mamás.

La primera es la distinción entre el acto en sí del aborto y la intención de la persona que lo comete o permite que se lo cometan. Como hemos visto en la cita de arriba de El Evangelio de la Vida, la condena de la Iglesia es de todo acto de aborto directo. Es sabido que la Iglesia siempre ha distinguido entre un acto grave en sí mismo (como el homicidio), porque viola valores de fundamental importancia (como la vida), y la intención de la persona que comete ese acto. Puede ser que por circunstancias de ignorancia no culpable, miedo patológico grave e insuperable u otras, la persona no sea culpable de pecado mortal o incluso no sea culpable del todo. Para que se dé un pecado mortal, no solamente el acto en sí mismo debe ser grave, sino que también la persona que lo comete lo hace con pleno conocimiento de que lo es y con plena intención y libertad. Pero el acto en sí mismo sigue siendo grave y por tanto condenable, y eso es lo que siempre ha enseñado, enseña y enseñará la Iglesia Católica.

Tenemos algo más sobre este tema...

NOTA: Gracias a Vida Humana Internacional por su importante aportación para estos artículos.


sábado, 5 de junio de 2010

‘Católicas por el derecho a decidir’


- LOBOS CON PIEL DE OVEJA II-


Decíamos en el artículo anterior que las CDD, engañosamente se protegen bajo el rótulo de ‘Católicas’ mientras contradicen los principios fundamentales de la doctrina de la Iglesia y desconocen la sabia autoridad del magisterio. Aquí es donde radica la comparación de su ser y actuar con los –lobos con piel de oveja-. Sabemos por supuesto que en sus reuniones, publicaciones y exposiciones sostienen expresiones ofensivas y despectivas para los valores cristianos y nuestra profunda Fe, La santísima Virgen, el magisterio eclesial y la moral cristiana. A manera de ejemplo expondremos algunas de sus incoherencias.
En la "Conferencia sobre la Reimaginación" las feministas extremistas crearon una ‘diosa de la sabiduría’ tomada de la personificación femenina de la sabiduría de Dios en los capítulos 7-10 del Libro de los Proverbios. Sin embargo, esta personificación es, en realidad, una figura literaria usada por el autor sagrado para subrayar la importancia de la sabiduría para la rectitud de la conducta en la vida diaria. Las 'Católicas por el derecho a decidir’ junto con sus socias, adoraron a esta "diosa" que llaman "Sofía" (palabra que significa sabiduría en griego), con oraciones como las siguientes: ‘Sofía, nuestra creadora, somos mujeres creadas a tu imagen...Sofía, Dios Creador...Madre nuestra Sofía, y abundaban: celebramos la vida sensual que nos das...Celebramos nuestra corporeidad, nuestra naturaleza física, las sensaciones de placer, nuestra unidad con la tierra y el agua’ esto nos habla también de que son frenéticas seguidoras de la funesta new age.
Eran obvias las características panteístas de esta "diosa Sofía" en el pensamiento de las CDD. La frase que encabezaba el programa de la Conferencia decía: ‘Sofía es el sitio donde reside en vosotras el universo entero’. Como señaló un crítico de la Conferencia refiriéndose a este culto de Sofía: -Estas feministas extremistas se han hecho un ídolo y le llaman Dios. Sin darse cuenta; se adoran a sí mismas-. Estimados lectores al exponer la sombría iniquidad en la que las CDD están inmersas, tenemos una clara perspectiva, de porque no se miden para engañar de tal manera a la población; en especial a las mujeres a quienes les fingen total soporte.
Así que recordemos: en agosto de 1991, las CDD lanzaron el Proyecto Hispano, diseñado para ‘educar’ a las organizaciones latinas de los Estados Unidos y a la población de países hispanoamericanos importantes como México, Brasil, Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Costa Rica, Venezuela etc. en -el cuidado de la salud de la función reproductiva- (es decir, aborto y anticoncepción) -Los lobos con piel de oveja- se lanzaban a devorar las entrañas de sus objetivos en América Latina y España.
Su presidenta, Frances Kissling, viaja por esos países y recibe una gran publicidad por parte de los medios de comunicación. Su principal oficina la tiene ahora su sede en la Argentina. También tiene representaciones en Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile, Colombia, España, Perú y México.
Los proyectos de las CDD en Hispanoamericana.
Las CDD ha estado muy activa produciendo materiales escritos y audiovisuales. Por ejemplo,-Y María fue consultada para ser madre de Dios-, es el título de unas tiras cómicas que la CDD distribuye en Latinoamérica que muestran en la carátula a una joven madre preguntándole a la Virgen María qué puede ella hacer respecto de su embarazo no deseado. En este libro se dice falsamente que el aborto no siempre es pecado, sino que depende de cada caso; que muchos obispos han declarado que usar anticonceptivos es una decisión de la pareja; -continúan diciendo- que puesto que el Papa no ha hecho una declaración infalible sobre el aborto, esto es un asunto de la conciencia de cada cual; que puesto que hay desacuerdo sobre cuándo comienza la existencia de la persona humana, es materia de duda, -otra engañifa- y que la Iglesia enseña que cuando hay duda, hay libertad para decidir; -y finalmente a guisa de corolario para su engaño- que si Dios le dio a María la libertad de decidir si quería o no concebir a Jesús, Él les da a todas las mujeres la misma libertad de decidir, para que la maternidad sea voluntaria; o sea que manipulan a su antojo de una manera irracional, según les conviene, las sagradas escrituras y el magisterio de la Iglesia aprovechándose de la sencillez, el sufrimiento y la pobreza de un buen sector de la población de nuestras naciones. La CDD produjo un video en español titulado -Mi vida, mi conciencia y mis derechos-, en el cual también se falsean las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad, el aborto y la anticoncepción, repitiendo los mismos argumentos absurdos que contienen las tiras cómicas.
No cabe duda alguna de que la promoción de las relaciones sexuales sólo por el placer ayuda a difundir la –cultura de la muerte- y sus mortales consecuencias. Las relaciones sexuales aberrantes, la pornografía, la ‘educación’ sexual inmoral, la anticoncepción, la esterilización y el aborto provocado son frutos mortales del mismo árbol: el hedonismo. Estamos diciendo que la búsqueda egoísta del placer sexual como lo más importante de la sexualidad, incluso muchas veces fuera del matrimonio y con cualquier persona, conduce a una serie de males de incalculable perjuicio. Ciertamente, uno de los principales objetivos de las CDD, es precisamente promover el "culto" al placer sexual y ayudar a los que se han hecho adictos a él a evadir sus consecuencias. Alegan que para lograr el libre acceso a la ‘libertad sexual´, la anticoncepción, la esterilización, la homosexualidad y el lesbianismo y el aborto criminal es necesario cambiar las milenarias enseñanzas de la Iglesia Católica instauradas por el propio Jesucristo, su fundador. El fuerte compromiso de las CDD con la promoción del aborto, la píldora del día después, el homosexualismo y el lesbianismo queda en evidencia en los escritos publicados en su revista Conciencia Latinoamericana.
Entre las ‘propuestas’ que hace la autora en los ya mencionados artículos, está informar a ‘todos los ciudadanos......de las diferentes opciones que existen para su disfrute, inclusive desde la educación básica’ uniéndose en esto a la IPPF, y al Populatión Council así como a GIRE, Marie Stopes y otros. O sea, que caemos una vez más en cuenta el porqué, los niños latinoamericanos por eso ya están recibiendo esta información a favor de la homosexualidad, la sexualidad inmoral y amoral, al igual que lamentablemente la reciben los niños en las escuelas públicas norteamericanas y Canadienses en América y Varios países de Europa. Tenemos en el horizonte la Cultura de la Muerte Globalizada…
Volveremos con más sobre las ‘Católicas por el derecho a decidir’…

viernes, 4 de junio de 2010

Católicas por el derecho a decidir


LOBOS CON PIEL DE OVEJA I


Introducción
El ataque más insidioso de las feministas antivida contra la Iglesia Católica Apostólica y Romana y sus enseñanzas, es el que ha lanzado la organización - -Católicas por el Derecho a Decidir- o CDD. Desde 1970, las CDD han luchado por subvertir a la Iglesia y la doctrina católica. Sus objetivos principales son promover el aborto y sembrar cizaña y discordia entre los católicos, con la estrategia de -divide y vencerás-.
Las CDD también fomentan la anticoncepción, la esterilización, el lesbianismo, la homosexualidad, el feminismo radical y las doctrinas de la New Age (la llamada Nueva Era) dentro de la Iglesia Católica y en todo el mundo. Este artículo y los siguientes muestran los elementos fundamentales para entender lo que realmente es la CDD: una organización anticatólica, antivida, antifamilia y antifemenina, que se las da de católica y de trabajar en pro de la mujer.
El gran engaño
Ciertamente las CDD no son católicas. El título de católicas que ostentan las CDD es un engaño. Deliberadamente contradicen las enseñanzas esenciales de la fe católica y concluyeron que ‘las Católicas por el Derecho a Decidir’ no pueden ser reconocidas como una organización católica ni apoyárseles como tal. Las cinco fundaciones principales que mantienen a las CDD son: Ford, Sunnen, J.D. MacArthur, Gund, Noyes y la Fundación Pedagógica de América (The Educational Foundation of America). La Fundación Noyes, ayudó a las CDD a abrir sus oficinas en Uruguay y México. Las CDD se oponen vehementemente a la doctrina de la Iglesia Católica sobre el aborto, la anticoncepción y la moral sexual, siendo su postura que la doctrina de la Iglesia sobre la sexualidad y la procreación no es infalible, y por lo tanto no hay obligación de aceptarla; y que el aborto puede ser una opción moral porque, sin duda las mujeres son capaces de tomar decisiones que ‘mejoren su integridad y su salud’. Las CDD también alegan que, un católico aunque crea que el aborto es inmoral, puede estar a favor de su licitud sin cometer pecado. Bien dice la máxima Bilbica: ‘Por sus obras las conoceréis’. Este grupo trabaja como lobos disfrazados de ovejas. Ellas usan el ropaje de las ovejas del sacrificio, pero como el lobo del cuento, tratan de devorar no solo a Caperucita (bebes, mujeres, matrimonio, familia) van también por la abuelita (La Iglesia Católica)
Respecto al magisterio de la Iglesia, la CDD declara falsamente que el derecho canónico, ‘afirma tanto el derecho como la responsabilidad que tienen los católicos de seguir su propia conciencia, aún cuando ésta discrepe de las enseñanzas de la Iglesia’. Pero la esposa de Cristo, la Iglesia Católica nos da su maternal aviso: -NO SE DEJEN ENGAÑAR, LO QUE ES PECADO SIEMPRE SERÁ PECADO-. Por eso uno de sus objetivos es abatir las enseñanzas del magisterio de la Iglesia Católica Apostólica y Romana violentándola desde sus mismas raíces.
El vínculo entre las CDD y la Nueva Era
Es muy preocupante la relación entre las CDD y los movimientos de Mujeres-Iglesia y Nueva Era, que se han infiltrado en la Iglesia Católica. La escritora católica, Donna Steichen ha indicado que ‘Mujeres-Iglesia’ y las ‘Católicas por el derecho a decidir’ están íntimamente vinculadas. De hecho, una de las fundadoras del movimiento ‘Mujeres-Iglesia’, Rosemary Radford Ruether, que algunos consideran una ‘teóloga católica’, es miembro de la junta directiva de las CDD y feminista radical que apoya el aborto. Ruether ayudó a unir a muchos de los grupos feministas en una coalición llamada Convergencia de Mujeres-Iglesia (Women-Church Convergence). ‘Como parte de su estrategia, las principales teólogas feministas...denominan ahora al movimiento feminista en la religión como Mujeres-Iglesia -- el movimiento que abarca todas las creencias religiosas de `mujeres identificadas consigo mismas y de hombres que se identifican con las mujeres', cuyo fin común es reinterpretar el Evangelio según el enfoque de la liberación de la mujer’ que promueven incisivamente.
Libertinaje sexual; lesbianismo
Mary Hunt, la principal cofundadora de WATER y miembro influyente de la Junta Directiva de las CDD, propuso ‘‘sustituir la familia por la amistad como metáfora’’ en la ‘Conferencia sobre la Reimaginación’, (Reimagining Conference) que se celebró en Minneapolis, Estado de Minnesota. Esta reunión de Mujeres-Iglesia fue organizada para promover el aborto, el feminismo radical, la ideología de la Nueva Era y el lesbianismo dentro de las principales iglesias cristianas. Hunt explica su nueva metáfora diciendo: ‘’maginen las relaciones sexuales como la norma entre amigos, a los jóvenes aprendiendo a hacer amigos más que a tener citas. Imaginen que el valor que se dé a la interacción genital sea el que fomente la amistad y el placer sin la esclavitud de la maternidad para lo cual el aborto es decisivo para el logro de éstos...El placer es un derecho de nacimiento, el cual nos ha sido robado en el patriarcado religioso. Es hora de recobrarlo de nuevo con nuestros amigos’’ Con este párrafo sería suficiente para darnos cuenta de la desinformación y turbulencia moral, sexual y mental que están promoviendo...
CONTINUARÁ…