lunes, 5 de julio de 2010

Aborto Criminal: el Gran Engaño para las Mujeres -1-


EL ABORTO DAÑA Y ESCLAVIZA A LAS MUJERES


Introducción

El papa Benedicto XVI dijo el 1° de abril de este año durante la Misa Crismal que los cristianos están llamados a oponerse a la violencia y como buenos ciudadanos, respetar el derecho y hacer lo que es justo y bueno.
"Consiste en rechazar lo que en los ordenamientos jurídicos vigentes no es derecho, sino injusticia. Es importante que los cristianos cumplan el derecho, que es el fundamento de la paz, pero también es importante para los cristianos no aceptar una injusticia, aunque sea considerada como derecho, por ejemplo, cuando se trata del asesinato de niños inocentes aún no nacidos", afirmó.

Por otra parte, y de acuerdo a lo mencionado por Su Santidad Benedicto XVI, deseamos tratar de la Violencia hacia las mujeres y los recién concebidos y la falacia del ‘derecho a la salud sexual y reproductiva’. Como bien nos dice Iñigo Urien Azpitarte, experto abogado en violencia contra la mujer en Vizcaya, advirtió que el “derecho al aborto” proclamado por feministas y abortistas, termina al final esclavizando a la mujer porque la convierte en elemento de satisfacción sexual y hace creer al hombre que no tiene ninguna responsabilidad ni con ella ni con su hijo biológico.

Azpitarte continúa diciendo que: ‘Si la mujer puede abortar sin cortapisa alguna, el hombre se libera de cualquier responsabilidad como padre, disfrutando a la mujer como elemento de satisfacción sexual y situándola en un plano de no-igualdad’.

El ‘derecho individual al aborto’ es uno de estos entramados jurídicos, pretenciosamente proclamados como liberadores, que perjudican a la mujer, poniéndola en una situación de profunda desigualdad y desamparada ante situaciones de tiranía y opresión por los esbirros de la -cultura de la muerte-.

El experto señaló que -en definitiva, transmitir al tejido social, la idea de que el aborto es un derecho exclusivo de la mujer, crea un derecho correlativo del hombre, del poderoso, a desvincularse, y no ser garante, de sus propios actos aunque éstos condicionen a la mujer-.

'La cultura de la muerte’ tiene su mayor promotor en la ONU y sus diferentes organismos y es ella quien pide a los países miembros que legalicen el aborto, si todavía no lo han hecho, y que permitan a las mujeres el ejercicio del 'derecho' a poder acceder a abortos ‘seguros y legales’.

Aborto.- El gran Engaño

Las feministas radicales y los demás agentes pro-muerte, exigen ‘los derechos sexuales y reproductivos de la mujer’. Lo ha hecho con la excusa de ‘proteger a las mujeres’ frente a los abortos ‘peligrosos’. Lo han hecho con la idea engañosa de que la mujer tiene derecho a la ‘integridad física’ y a un libre control sobre su cuerpo, cuando en realidad se permite la destrucción de la integridad física, de la vida y del ejercicio futuro de la libertad de los nonatos y de su misma madre, convirtiendo a la mujer, en la segunda víctima de estos supuestos derechos y la mentalidad antivida. El aborto, en la mayor parte del mundo, donde ha sido legalizado lo han hecho basándose en dos razones falsas:
- Una de ellas dice que el aborto únicamente destruye "un grupo de células", no una vida humana.
- La segunda razón que proponen es que el aborto provocado es seguro, y que ayuda a la mujer a controlar y mejorar su vida.

Continuará en el próximo artículo…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada